Consejos alimenticios para combatir la Cirrosis Hepática

Miércoles, abril 20th, 2011

La cirrosis es una enfermedad que afecta de forma crónica al hígado en el que las células del hígado se comienzan a cicatrizar lo que produce un mal funcionamiento del hígado impidiendo que realice sus funciones de forma normal.

Las causales de la cirrosis se deben producto de enfermedades hereditarias,  también por ser un desencadenante de algún medicamento o  por haber consumido algún producto toxico. Otra causal es cuando el conducto biliar se obstruye, y la más común es por beber alcohol en exceso.

Lo sintomatología de la cirrosis  son malestares en todo el cuerpo, nauseas, vómitos, falta de apetito y pérdida de peso corporal, coloración amarilla en la piel y en los ojos, inflamación del hígado, acumulación de líquidos en el estomago, picazón en la piel.

Y la forma de tratarla y aliviarla mediante la alimentación es la siguiente:

Lo primero es evitar todo consumo de alcohol el tabaco y otro tipo de drogas. Preocúpate de consumir suplementos multi vitamínicos ya que la absorción de nutrientes se ve afectada por el mal funcionamiento del hígado.

Bajar las cantidades de sal en la dieta ayuda bastante  a no tener contenidos los líquidos en los riñones ya que este órgano actuara  supliendo las funciones del hígado con lo que se sobrecargara de trabajo.

  • Hay que comer poca cantidad cada vez y controlar la cantidad de azúcar en la dieta ya que la diabetes es un gran riesgo en esta enfermedad (cirrosis hepática)
  • Aumentar el consumo de verduras, frutas y cereales es muy importante. En cambio los lácteos, las grasas y la proteína animal se han de evitar o reducir al mínimo (seguir la dieta de algún especialista)
  • Potenciar los alimentos que favorecen la función del hígado (apio, rábanos, alcachofa, zanahoria, nabo y rabanitos)
  • Hemos de evitar el estreñimiento a toda costa ya que aquellos residuos que no eliminamos vía intestinal lo haremos vía hepática, colapsando así aún más nuestro pobre hígado.
  • La levadura de cerveza nos puede beneficiar ya que actúa de suave multivitamínico, ayuda a depurar el hígado y es muy rica en Zinc y Cromo, dos minerales muy importantes para el control de los niveles de “azúcar” en sangre (problema colateral en algunas cirrosis hepática).

 

¿Quieres conocer a fondo la cura para la cirrosis hepática? Entra aquí e infórmate:

http://www.comidasquecuran.com/7-minutos/cirrosis-hepatica.html

Carmen Rivera